BUSCAR EN LA WEB MÚSICA CLÁSICA:

jueves, 6 de enero de 2011

"Suite bergamasque", de Debussy:

La Suite bergamasque de Claude Debussy es una suite para piano en varios movimientos. Aunque fue escrita en 1890, la obra no se publicó hasta 1905, y eso pese a que su autor intentó que no viese la luz, pues creía que esta obra de juventud estaba muy por debajo del nivel de sus composiciones más modernas.
La Suite toma su nombre de las máscaras de la Commedia dell'Arte de Bérgamo (Comedia del arte de Bérgamo) y está inspirada en las Fêtes galantes (Fiestas galantes) de Verlaine. Está dividida en cuatro piezas: un Preludio, un Minueto, el Claro de luna (la pieza más popular de Debussy) y un dinámico y contrastante Pasapiés.
(Fuente: Wikipedia, http://es.wikipedia.org/wiki/Claro_de_luna_(Debussy)).

1.- Preludio:



2.- Minueto:



3.- Claro de luna:



4.- Passepied:

lunes, 3 de enero de 2011

"Las cuatro estaciones", de Vivaldi:


Hoy le toca el turno a mi querido Antonio Vivaldi, con su obra maestra "Las cuatro estaciones":

Las cuatro estaciones es el título de un libro de cuatro conciertos para violín y orquesta (La primavera, El verano, El otoño y El invierno) del compositor italiano Antonio Vivaldi, incluido en Il cimento dell'armonia e dell'inventione, Op. 8. Se trata de una obra descriptiva o programática que evoca, a través de elementos de lenguaje musical, distintos aspectos de las estaciones del año.
Cada uno de estos cuatro conciertos sigue un programa distinto, según puede verse en los correspondientes "sonetos demostrativos".

Concerto n.º 1 en mi mayor, Op. 8, RV 269, "La primavera" (Primavera)

1.- Allegro
2.- Largo
3.- Allegro Pastorale

Concerto n.º 2 en sol menor, Op. 8, RV 315, "L'estate" (Verano)

4.- Allegro non molto
5.- Adagio e piano - Presto
6.- Presto e forte

Concerto n.º 3 en fa mayor, Op. 8, RV 293, "L'autunno" (Otoño)

7.- Allegro
8.- Adagio molto
9.- Allegro

Concerto n.º 4 en fa menor, Op. 8, RV 297, "L'inverno" (Invierno)

10.- Allegro non molto
11.- Largo
12.- Allegro

ESTILO DE LA OBRA:

Antonio Vivaldi vivió los años de transición del siglo XVII al siglo XVIII, es decir, el final del llamado periodo barroco de la música. En ese momento el legado histórico de la música europea era trascendental, pues había emergido de las primitivas formas del Medievo a la ejecución de varias melodías al mismo tiempo en la polifonía, estilo que diferenciaría a la música occidental de la del resto del mundo. Este género musical se desarrolló tanto en el ámbito religioso como en el profano.
En la música, el primer paso para encontrar elementos contrastantes consistió en separar la música en tres diferentes episodios, dotados cada uno de velocidad y ritmo diferentes; rápido-lento-rápido, secuencia característica de la sonata da camera, o de la sonata da chiesa, cuando el primer movimiento de ésta tenía un carácter lento o grave.
Otra forma de lograr el contraste fue la de tocar un tema en su primera aparición dentro de una dinámica fuerte y luego repetir el mismo ahora de forma suave como un eco. Este efecto también se lograría utilizando el recurso de la acumulación de instrumentos, separando dentro de la orquesta de cámara a un pequeño grupo instrumental (concertino) del resto de la orquesta (ripieno o tutti), interviniendo primero toda la orquesta y luego solamente el concertino, logrando así el efecto sonoro contrastante. En consecuencia, se originaba la forma musical conocida como concerto grosso, que a su vez originaría la forma conocida simplemente como concierto, en donde el solista demuestra sus habilidades técnicas, enfrentando con su instrumento a toda la masa orquestal.

En el concierto barroco son marcados los contrastes: en tempo (velocidad), la exposición temática en forma de eco y la lograda por la oposición de un instrumento en contra de toda una orquesta.

Este reciente estilo musical tendría que adherirse a uno de los conceptos de la estética aristotélica que dominaba en la época; la imitación de la naturaleza.
Antonio Vivaldi escribió cerca de 500 conciertos para diversos instrumentos, 220 de ellos dedicados al violín, instrumento del cual Antonio era un virtuoso.
Cuatro de estos conciertos, pertenecientes a Il cimento dell´armonia e dell´invenzione y reunidos en el Op. 8 (1725) escritos para violín solista, orquesta de cuerdas y clavecín, son los que se conocen con el nombre de Las cuatro estaciones.
En estos cuatro conciertos se encuentran ejemplificadas todas las características anteriormente descritas del concierto barroco. Se trata de obras musicales únicamente para ser escuchadas; bien definidos los contrastes de tiempo, pues cada concierto está dividido en tres partes: tempo rápido-lento-rápido; el elemento dinámico contrastante está cubierto por el efecto del eco; se tiene a un virtuoso solista que, acompañado solamente por el [[basso continuo]], enfrenta a toda la orquesta y, por último, se cumple con la justificación artística de imitación de la naturaleza, buen pretexto para escribir una obra maestra.

Primavera (Concierto nº 1 en mi mayor, RV. 269)

La primavera es uno de los conciertos para violín que forman parte del II cimento dell´armonía e dell´invenzione (Ensayo de la armonía y la invención). Esta obra, publicada en 1726, está dividida en dos libros, cada uno de ellos con seis conciertos. Vivaldi introdujo en la partitura explicaciones escritas de aquello que describe mediante la música: "el canto de los pájaros, los truenos..."
Esta obra está compuesta para violín solista y orquesta barroca de cuerda: violines, violas y lo que llamamos el bajo continuo (línea de bajo que se extiende a lo largo de toda la pieza), formado por violonchelos, contrabajos y clavicémbalo. A pesar de que temporalmente se sitúa la obra en el barroco, la técnica y complejidad de la misma, así como la actitud de la música sitúan la obra en la corriente neoclásica. Consta de tres movimientos: 1.º: Allegro, 2º.: Largo, 3.º: Allegro. Uno de los recursos compositivos de Vivaldi es la repetición de un estribillo, llamado ritornello. A continuación se presentan los tres movimientos de "La primavera".

Primer movimiento: Allegro

Con un sonriente tema de tres compases, la orquesta anuncia la llegada de la primavera. Eco de este tema. Aparición del solista acompañado por un par de violines que imitan el canto de los pájaros. Luego, ondulantes figuras de dobles corcheas describen el agua brotando libremente de una fuente. Súbita aparición del solista sugiriendo una tormenta, nuevas exposiciones del tema con eco y fin del movimiento.



Segundo movimiento: Largo

Sobre el verde campo y a la sombra de un frondoso árbol un pastor de cabras duerme una placentera siesta y, cerca de él, su perro ladra. En este movimiento la formula rítmica está a cargo de los violines, el ladrido del perro es remedado por la viola con dos notas repetidas: do-do….sol-sol. Ausencia de voces graves.



Tercer movimiento: Allegro (Danza pastoril)

En el campo y bajo el cielo azul pastores y ninfas danzan gozosos por la llegada de la primavera. Musicalmente la escena se desarrolla sobre un compás de 12/8, con figuras rítmicas iguales para todas las cuerdas.



Verano (Concierto nº 2 en sol menor, RV. 315)

Primer movimiento: Allegro non molto

Una lenta introducción describe el intenso calor del verano, de nuevo oímos el canto de las aves en el súbito allegro, el cú-cú en figuras de dobles corcheas por el violín solista; después, la tórtola y el jilguero, cuyos cantos son arrebatados por un fuerte viento y el llanto del pastor por miedo a la tormenta. Con huracanados vientos descritos por dobles corcheas en toda la cuerda finaliza el movimiento.



Segundo movimiento: Adagio-Presto-Adagio

El temor del pastor aún no se disipa, el solo de violín es interrumpido por los truenos que anuncian la tormenta.




Tercer movimiento: Presto

Gran cantidad de insectos voladores revolotean huyendo de la tormenta, los rayos iluminan el cielo ambiente pleno de tempestad, descripción llena de virtuosismo por el solista.




Otoño (Concierto nº 3 en fa mayor, RV. 293)

Primer movimiento: Allegro

Los alegres campesinos celebran con danzas y cantos la recolección de la cosecha; musicalmente, la danza está escrita en un compás de 4/4, en donde las figuras rítmicas son iguales tanto para el solista como para toda la orquesta; el cambio rítmico del solista en arpegios de dobles corcheas describe a un borrachín que, después de varias travesuras, al fin se queda dormido.



Segundo movimiento: Adagio molto

Los demás campesinos no dejan solo a este borrachín y lo acompañan en su embriaguez hasta que el vino y el sueño los vence.




Tercer movimiento: Allegro

Llenos de gran entusiasmo y acompañados por los ladridos de sus perros y el sonar de sus cornos, los cazadores se dirigen al bosque.




Invierno (Concierto nº 4 en fa menor, RV. 297)

Primer movimiento: Allegro non molto

Este movimiento describe ingeniosamente los efectos del frío, el castañeo de los dientes y el temblor del cuerpo. De nuevo aparece la tempestad; para mitigar un poco el frío, los campesinos corren y patalean.



Segundo movimiento: Largo

Con una placentera y larga melodía del violín solista, evoca una tarde de lluvia disfrutando de ésta al abrigo de la casa y al calor del fuego de la chimenea.




Tercer movimiento: Allegro

El movimiento en su inicio hace referencia al caminar lentamente sobre el hielo por miedo a caerse, el hielo comienza a agrietarse y todos ahora corren a refugiarse dentro de la casa; por las hendiduras de la puerta y de las ventanas se filtra el fuerte viento; pese a todo, el invierno nos deja grandes alegrías.



(Fuente: Wikipedia, http://es.wikipedia.org/wiki/Las_cuatro_estaciones).

domingo, 2 de enero de 2011

"Polonesa para dos pianos", de Camille Saint-Saëns:

Sin lugar a dudas, desde hace unos meses esta obra del magnífico Camille Saint-Saëns es la que más escucho. Una y otra vez retumbando semejante preciosidad contra las paredes de mi cuarto. Y es que semejante complejidad y armonía inunda el alma de una extraña pero agradable sensación. Aquí os dejo el vídeo, Polonesa para dos pianos, cuatro manos realizando una de las mayores bellezas de la música clásica de todos los tiempos. Que lo disfruten:

sábado, 1 de enero de 2011

"Peer Gynt Suite", de Edvard Grieg:

Una maravilla es la obra que expongo a continuación. Una magnífica obra que inunda el alma de pura alegría, y la evade hacia un mundo fantástico. Estoy hablando de Peer Gynt Suite (las dos partes), del compositor noruego Edvard Grieg. Información:



Peer Gynt, Suite n.º 1, Op. 46 y Peer Gynt, Suite n.º 2, Op. 55 son dos suites para orquesta del compositor romántico Edvard Grieg, para Peer Gynt, una obra de teatro del dramaturgo noruego Henrik Ibsen.
Escrita en 1875, y estrenada junto con la obra el 24 de febrero de 1876, la partitura de la obra tenía un total de veintitrés movimientos, y más tarde, en 1888 y 1891, Grieg extrajo varios movimientos, hasta dejar los ocho definitivos, divididos en dos grupos: Suite nº1 (Opus 46) y Suite nº2 (Opus nº55).

Suite No. 1, Op. 46

Por la mañana
La muerte de Aase
La Danza de Anitra
En la gruta del rey de la montaña

Suite No. 2, Op. 55

El secuestro de la novia. El lamento de Ingrid
Danza Arábiga
Peer Gynt de regreso a casa (la noche tormentosa en el mar)
La canción de Solveig


(Fuente: Wikipedia, http://es.wikipedia.org/wiki/Peer_Gynt_Suites).

PEER GYNT SUITE, Nº1:

La mañana:



La muerte de Aase:



Danza de Anitra:



En la cueva del rey de las montañas:



PEER GYNT SUITE Nº2:

Lamento de Ingrid:



Danza árabe:



El regreso de Peer Gynt. Tempestad:



Canción de Solveig:

"Trois Gymnopédies" de Erik Satie:

En este día nublado, voy a escoger las Gymnopédies del magnífico Erik Satie. Unas piezas que inundan el alma de sentimientos, a la par de una sensación indescriptible debido a la belleza de la composición. Como siempre, antes un poco de información y más abajo los videos. Que las disfruten:

Las Gymnopédies son tres obras para piano compuestas por Erik Satie y publicadas en París en 1888.

Las Gymnopédies son piezas ligeras pero atípicas que desafían deliberadamente numerosas reglas de la música clásica y la contemporánea. Este rechazo desvergonzado por las convenciones es sin embargo poco perceptible para el oyente ya que la música es llevada por una fuerte carga emocional y la elegancia de la narración.
Los tres fragmentos son escritos según un ritmo (3/4) y tienen todos un tema y una estructura similares.
Las Gymnopédies son piezas etéreas a veces consideradas como precursores del Ambient. En efecto, Brian Eno, el emblemático pionero de este movimiento musical, citó a Satie como una de sus mayores influencias.
Satie creó el término música de mobiliario (musique d’ameublement) para definir algunas de sus obras, significando que podían realmente encajar como fondo sonoro. Pero este término fue creado en 1917 y Satie no la aplicó a las Gymnopédies. En la segunda mitad del siglo XX, las Gymnopédies han sido a menudo descritas como parte de la musique d’ameublement de Satie, sin duda en base a las interpretaciones musicales de John Cage.

Es después de haber leído Salamboo de Gustave Flaubert que Satie tiene la idea de crear piezas para piano inspirada en los bailes de la antigüedad griega. La serie entra en la categoría de las obras de su período Montmartroise. Las piezas fueron publicadas por primera vez por su padre Alfred Satie, pero no conocieron una verdadera popularidad sino a partir de 1910, cuando la joven generación de compositores y de intérpretes franceses de la época descubrieron su música.
Satie eligió el término gymnopédies que designa una danza practicada por jóvenes bailarines desnudos de Esparta. El baile es mencionado sobre todo por Jenofonte en los helénicos, Platón en las Leyes y por Plutarco en su Tratado de la música. La temática griega antigua recorre toda la obra de Satie, desde las Gnossiennes hasta La muerte de Sócrates. Según Jean-Joël Barbier, la palabra pudo ser elegida en alusión a las nociones de ascetismo y de austeridad que se refieren a todo lo que tiene relación con la civilización espartana, dos nociones cercanas a la estética de Satié.

Hasta 1896, la popularidad y la situación financiera de Satie eran muy precarias. Claude Debussy, cuya reputación crecía en esta época, decidió hacer un esfuerzo para atraer la atención del público sobre el trabajo de su amigo orquestado las Gymnopédies.

Según Debussy, la 2ª gymnopédie no se prestaba a una orquestación, por lo que se dedicó a la 3ª y a la 1ª, invirtiendo su numeración:
Primera gymnopédie (versión original para piano de Satie) → 3a gymnopédie (orquestación de Debussy)
Tercera gymnopédie (versión original para piano de Satie) → 1a gymnopédie (orquestación de Debussy)
La primera representación de las dos versiones orquestales de Debussy tuvo lugar en febrero de 1897 y las partituras fueron publicadas en 1898.
La orquestación de la segunda gymnopédie no fue realizada hasta decenios más tarde, por otros compositores, y no suele interpretarse a menudo.
(Fuente: Wikipedia, http://es.wikipedia.org/wiki/Gymnop%C3%A9dies).

Trois Gymnopédies: