BUSCAR EN LA WEB MÚSICA CLÁSICA:

lunes, 19 de marzo de 2012

BACH: "Tocata y fuga en re menor, BWV 565"

La Tocata y fuga en re menor, BWV 565, es una pieza de música de órgano escrita por Johann Sebastian Bach en algún momento entre 1703 y 1707. (Su autoría e instrumentación son para algunos objeto de controversia, ya que ciertos estudiosos han propuesto que fue escrita quizá originalmente para violín por un compositor distinto.)[cita requerida] Es una de las obras más famosas del repertorio del órgano y se ha utilizado en muchos medios populares, incluyendo películas, anime, videojuegos y música rock.

Influencias de otros compositores:

No es muy difícil encontrar la fuente de ese tratamiento rapsódico evidente en los primeros trabajos para órgano de Bach: éste era un gran admirador de Dieterich Buxtehude en sus primeros años. En 1706 incluso se ausentó varios meses de su trabajo para escuchar a Buxtehude en Lübeck.
Los trabajos de órgano de Buxtehude, como los de sus contemporáneos, están caracterizados por la presencia del stylus phantasticus, un estilo de interpretación derivado de la improvisación. El stylus phantasticus incluía elementos de excitación y bravura, con armonías arriesgadas y cambios bruscos de registro. Los trabajos de órgano de Buxtehude hacen gran uso de estos elementos. Estos trabajos suelen comenzar con una sección libre, seguida de una sección imitativa (a veces una fuga completa), luego otra sección libre, luego otra sección imitativa (normalmente basada en material motívico de la primera sección imitativa) y finalmente otra sección libre. BWV 565 deriva varios de estos elementos estilísticos a partir de esta primera forma de música de órgano, en particular del stylus phantasticus.

La hipótesis de la prueba para órganos:

Se han ofrecido explicaciones para el excepcional número de calderones y acordes rotos en la Tocata y fuga BWV 565 (por ejemplo, Klaus Eidam; ver las referencias) bajo la suposición de que Bach la compuso para probar órganos. Se dice que la primera cosa que hacía Bach al probar un órgano era usar todos los registros y tocar con la máxima tesitura, para ver si el órgano tenía "buenos pulmones", es decir, si soplaba lo suficiente como para proporcionarle viento a todo el instrumento. Si no había suficiente viento, la calidad de los tonos se veía afectada. La abertura de BWV 565, con sus tres semitrinos iniciales y el uso masivo de acordes arpegiados, serviría como una buena prueba para el sistema de viento de un órgano.

Controversia:

En 1981 el musicólogo Peter Williams subrayó varios problemas de estilo presentes en BWV 565. Estos incluían, entre otros, varias cosas extremadamente raras, y únicas para la época en que la tocata fue escrita:
Octavas paralelas en la apertura de la tocata (único).
Respuestas en subdominante en la fuga (extremadamente raro).
Un pedal de declaración sobre el tema, no acompañados por otras voces (único).
Armonías primitivas en toda la pieza, con contrasujetos en la fuga que a menudo se mueven solamente a través de terceras y sextas (extremadamente raro en Bach).
Conclusión de la pieza en una cadencia menor plagal (extremadamente raro)
Otros musicólogos atribuyen dichas diferencias de estilo al hecho de que es una pieza temprana en la obra de Bach.

(FUENTE: http://es.wikipedia.org/wiki/Tocata_y_fuga_en_re_menor,_BWV_565)

No hay comentarios:

Publicar un comentario